domingo, 11 de marzo de 2012

Avances en los sistemas BCI


Hola a tod@s de nuevo, como os dije en la anterior publicación esta entrada como veréis va a ser algo más visual y entretenida, debido a que pondremos dos ejemplos de la tecnología que hasta ahora solo hemos descrito.

En uno de ellos veremos dos vídeos, que tratan como por medio de sistemas BCI una persona puede controlar el movimiento de una silla de ruedas, en concreto el sistema es del tipo no invasivo. Además en el primer vídeo, realizado en la universidad de Zaragoza, nos muestran de una manera poco detallada el funcionamiento y las partes del sistema que vimos en la entrada anterior, y destaca como de importante es que los sensores estén en contacto directo con la piel (por ello los limpian) para poder obtener de la mejor manera posible las señales que emite el cerebro. Y por el otro lado en el segundo video vemos como se puede mover la silla, de una manera un poco más avanzada utilizando unos dispositivos muy parecidos que al final hacen las mismas funciones que en el caso anterior, y digo que este prototipo es un poco más avanzado, porque en el caso de los científicos españoles, la silla sólo se puede mover hasta unos puntos en concreto mientras que en este segundo caso se mueve hacia donde el usuario lo desee, la desventaja que puede tener esto es que si el conductor no conduce o controla bien la silla, puede haber golpes, ocurrir accidentes... cosa que no pasa en el primer vídeo.

Primer vídeo:
video

Segundo vídeo:

video


El otro ejemplo que os prometí es completamente opuesto a todo lo que hemos visto hasta ahora.
Hasta ahora, habíamos considerados sistemas que obtenían la información del cerebro, pues en este caso veremos justo lo contrario, la información la obtenemos del ordenador y la introducimos en el cerebro, además vemos que es una técnica invasiva y experimental, y que ha día de hoy, sólo se experimenta con ratas. Pero como se dice en el vídeo, tiene unas aplicaciones y unos objetivos muy buenos para la sociedad, ya que nos brinda la posibilidad de utilizar a las ratas para encontrar a personas entre, por ejemplo, los restos de un edificio derrumbado o tras una catástrofe natural.

video


Con todo lo que hoy os he enseñado, vemos como esta tecnología está avanzando a pasos agigantados y todo lo que nos puede traer son buenas noticias en un futuro no muy lejano, así que os vuelvo a animar y a incitar para que aportéis vuestro granito de arena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario